destruir tu emprendimiento

Nunca pensé que una persona tan estructurada, ordenada, atractiva y alta como yo iba a escribir esto.

Pero, tengo el compromiso de impulsar sus negocios y por lo tanto les diré la verdad.

Planear las cosas va a dañarlos mucho más que ayudarlos.

destruir tu emprendimiento

Últimamente he estado más metido que nunca en temas de desarrollo de producto por el nuevo curso de Sprint.

Y lo que me he dado cuenta es que la gran mayoría de los emprendedores aún tienen la mentalidad de la vieja escuela.

La mentalidad de “Primero planea, mejora tu plan, mejóralo aún más y cuando tu plan sea perfecto…ejecuta.”

Esa mentalidad funcionó durante muchísimos años y ahora es muy difícil prescindir de ella.

Claro que antes tenía todo el sentido.

Ya que para industrias super establecidas o negocios tan grandes que ya dominan el mercado es la manera perfecta de ejecutar.

Pero hoy en día las cosas son un leve la nieve diferentes.

Las industrias son mucho más dinámicas y pueden cambiar de un día para otro.

Y los negocios son tan fáciles de crear que de la noche a la mañana te salen 3 granitos en la frente y 9 competidores.

destruir tu emprendimiento

 

No planees tus presupuestos de marketing

A finales de cada año me escriben cientos de empresas para que les ayude a planear su presupuesto de marketing digital para el siguiente año.

A lo que yo siempre les contesto que nel pastel y les pregunto:

“Digamos que planeas que tu presupuesto va a ser de $20,000 morlacos al mes. Digamos que en Enero te está yendo muy muy bien…no vas a subir el presupuesto para maximizar tus beneficios? Digamos que en Marzo no estás vendiendo nada…no vas a bajar tu presupuesto para perder menos dinero?

El presupuesto en marketing digital tiene que ser dinámico e ir cambiando según nuestros resultados.

Si lo planeamos, nunca vamos a #OptimizarOMorir

destruir tu emprendimiento

 

No planees tus productos

Usualmente, las empresas grandes saben con un año de anticipación cuáles son los productos que van a lanzar.

Sin embargo, cuando emprendes nunca de los nuncas debes hacer eso.

Si planeas tu producto, como ya está escrito en el plan…entonces lo debes de sacar tenga o no tenga sentido.

Tenga o no tenga fit en el mercado.

Tenga o no tenga un precio aceptado.

Tenga o no tenga demanda.

Si haces eso, puede que mañana…tengas o no tengas emprendimiento.

Para hacer siempre productos que le gusten a tu mercado, en lugar de planear, es mejor hacer desarrollos en Sprint.

Así, siempre estarás ajustándote a lo que quiere el mercado y no lanzaras tu nueva línea de popotes en pleno 2019.

O al menos no lo harás hasta que las tortugas evolucionen.

destruir tu emprendimiento

 

No planees tus contenidos

Muchos emprendimientos hoy en día generan contenidos en Instagram, Facebook, Blog, Vlog, Wlog, BVWlog, y así.

La cosa es que me encuentro con emprendedores que ya saben uno o más meses antes que es lo que va a salir en sus blogs.

Y claro, si la atención de la gente cambia o el tema se vuelve irrelevante…pues lo siguen publicando porque está en la agenda.

El contenido, así como todo lo anterior…también es muy dinámico.

Y no es muy recomendable planearlo con más de una semana de anticipación.

El chiste es siempre estar en donde está la atención de tu cliente.

El reto es saber en dónde está la atención.

destruir tu emprendimiento

 

 

Cómo puedes ver, hacer planes y cumplirlos a la perfección puede matar tu emprendimiento ya que ahora los mercados son muy dinámicos.

Lo que vas a terminar haciendo es planear y no cumplirlo.

Entonces…cuál es la razón de planear?

En Mercatitlán tenemos una llamada todos los días para identificar nuestras tareas de ese día específico.

Si mañana cambia todo…pues en la llamada de mañana tendremos otras tareas.

El contenido de Mercatitlán se agenda con menos de una semana de anticipación.

Así, siempre sabemos que estamos hablando de los más relevante.

Y los presupuestos de marketing digital se modifican cada semana.

Así…estamos seguros de que maximizamos las ganancias.

Con el tipo de personalidad que tengo, nada me gustaría más que planear todo y ejecutar según lo planeado.

Pero, sé que en este mundo las cosas ya no funcionan así y prefiero estar apegado a lo que quieren los Mercatitlenses.

Así que si quieres que tu emprendimiento sobreviva…tienes que planear mucho menos.